El drama de 47 familias del Resguardo Ñambi Piedra Verde continúa

por ONIC

• Comunicado 013 – 2018: A la comunidad nacional e internacional.

El pasado 28 de agosto, 47 familias del resguardo indígena Awá Ñambí Piedra Verde se vieron obligadas a desplazarse forzadamente debido a la presencia de un grupo armado ilegal que viene sembrando el terror en la zona y amenazando en contra de la vida de nuestros hermanos y hermanas Awá que habitaban en las comunidades de Piedra Verde, El Cerro y el Tronco.

Las familias Awá desplazadas si bien han recibido algunas ayudas humanitarias por parte de las entidades competentes, el retraso de las mismas ha implicado que la situación se empeore cada vez más, hay que tener en cuenta que el lugar donde se encuentran no existen unas condiciones mínimas y humanitarias apropiadas para atender a más de 179 indígenas Awá entre los cuales 74 son menores de edad, 3 mujeres en estado de embarazo y 8 personas mayores de 60 años.

En los 20 días que nuestros hermanos y hermanas Awá llevan por fuera de sus hogares, consideran que no existen garantías para hacer un retorno seguro, por lo cual mantienen en la decisión de seguir en las instalaciones del Centro Educativo del Tronco y en algunas casas de familia del sector. a sabiendas que atrás debieron dejar abandonados sus casas, pertenencias, animales y cultivos de pan coger.

Además como Pueblo Indígena Awá - UNIPA, nos solidarizamos con los familiares de los tres conductores asesinados la anterior semana y con la Asociación de Camioneros de Colombia- ACC, quienes conducían en la Vía que de Junín conduce a Barbacoas-Magüi Payan, sabemos que la situación de riesgo y amenazas que se vienen presentando en el “Triángulo del Telembi” en el cual se encuentran varios resguardos indígenas Awá asociados a la UNIPA, implica que como pueblo gravemente afectado, hagamos un fuerte llamado al Gobierno Nacional, Departamental y Local, para que atienda la grave crisis humanitaria que viven y sienten las comunidades indígenas, afros, campesinos y transportadores de los municipios de Barbacoas, Roberto Payan y Magüi Payan, debido al accionar y presencia de grupos armados; es fundamental que el problema se atienda de una manera estructural y no solo con mayor presencia de Fuerza Pública, es necesario avanzar con procesos de inversión social, que contribuyan a un verdadero desarrollo para nuestra región y saque a estas comunidades del retraso histórico al cual las administraciones de turno nos han sometido.

Instamos al Gobierno Nacional en Cabeza del Presidente Duque y al Gobernador de Nariño Camilo Romero a que atiendan el llamado que la ACC viene realizando desde hace 5 días, ellos se encuentran instalados en el corregimiento de Junín sobre la vía principal y en la entrada que conduce a la cabecera municipal de Barbacoas, es de suma importancia que se avance con una mesa de diálogo que permita abordar la solución estructural frente al problema de inseguridad, las condiciones sociales y terminación y mantenimiento de la infraestructura vial presentada en la carretera Junín-Barbacoas.

Somos conscientes del apoyo que ha llegado a las familias Awá en situación de desplazamiento forzado, pero instamos a las entidades competentes a continuar garantizando la asistencia humanitaria hasta que sea necesaria, es importante que desde las diferentes carteras ministeriales se atienda satisfactoriamente a nuestros hermanos y hermanas Awá, y es fundamental que el Gobierno Nacional brinde garantías para poder retornar de manera segura a las comunidades.

Los desplazamientos, amenazas y asesinatos que viene enfrentando nuestro pueblo no puede quedar en una cifra más, es fundamental que se vayan construyendo esos caminos de paz que como indígenas seguimos apostando, es por ello que insistimos:

1. La urgencia de materializar las acciones necesarias desde las entidades e instituciones competentes, en el marco del Decreto Ley 4633 de 2011 y en articulación con las autoridades y la UNIPA, para garantizar la seguridad de las comunidades del RESGUARDO ÑAMBI PIEDRA VERDE, quienes venimos siendo afectadas en nuestros derechos individuales y colectivos por la flagrante presencia en nuestro territorio y las amenazas que se ciernen contra la vida e integridad de nuestros líderes y lideresas, generando profundas afectaciones colectivas e individuales; en aras de salvaguardar su pervivencia física y cultural.

2. Al SNARIV, para que esta grave situación se discuta y resuelva con carácter urgente y a la mayor brevedad posible, garantizando la protección de los derechos a la vida, a la integridad personal, a la seguridad personal, a la libertad de circulación y a la prevención de las circunstancias que generaron el desplazamiento forzado de las comunidades afectadas, direccionando todas las acciones en el marco del Decreto Ley 4633 de 2011 el cual establecen de acuerdo a las competencias que a cada entidad le corresponden como partes del mencionado sistema.

3. A la UARIV y las entidades territoriales competentes, para que se siga brindando la Ayuda Humanitaria a la mayor brevedad posible, teniendo en cuenta la gravedad de la situación afrontada a la fecha; gestión de la cual se solicita se informe de su entrega efectiva. Así mismos se avance con el Plan de Reparación colectiva de la Zona Telembí y del pueblo awá asociado a la UNIPA.

4. Al Ministerio de Salud para que brinde atención médica de urgencia a esta población, que se encuentra en riesgo de sufrir pérdidas humanas por las graves enfermedades que se pueden presentar dentro del hacinamiento en el que se encuentran.

5. A la Defensoría del Pueblo, Procuraduría General de la Nación y Personería Municipal de Barbacoas, para que direccione todos los esfuerzos necesarios y garantice que las entidades cumplan con la debida diligencia frente a la situación presentada, posibilitando la salvaguarda de los derechos de las comunidades indígenas Awá.

6. Al ICBF, para que direccione todos sus esfuerzos y brinde la atención integral que requieren los menores de edad que hoy afrontan esta situación de desplazamiento y se informe que asistencia se le está brindando.

7. A la Alta consejería presidencial para los derechos humanos, para que dentro de sus funciones direcciones todos los esfuerzos necesarios para que las entidades competentes en el que se presenta el caso, atiendan de forma integral a estas familias afectadas por los hechos descritos.

8. A las agencias internacionales y demás organizaciones de la sociedad civil solidarias con las problemáticas y vulneraciones de derechos afrontadas por nuestro pueblo, para que direccionen, desde sus funciones misionales, los esfuerzos necesarios para atender a las familias indígenas, visibilizar, denunciar y coadyuvar la situación puesta de presente y exijan al Estado Colombiano las acciones necesarias para garantizar y proteger nuestros derechos.

ASOCIACION DE AUTORIDADES TRADICIONALES INDIGENAS AWÁ UNIDAD INDIGENA DEL PUEBLO AWÁ- UNIPA